método ABA – definición

ABA en España

Desde que en 1999 el Departamento de Salud Pública de Estados Unidos, a través de su Surgeon General, recomendase ABA como la base de la intervención para niños con TEA, estos tratamientos se han considerado necesarios desde el punto de vista tanto médico como en educación y potenciados como “tratamiento habitual” financiándose a través de los sistemas gubernamentales de salud y educación en la mayoría de Estados de Estados Unidos. Actualmente 46 Estados han promovido leyes que garantizan la cobertura de dichos tratamientos. Igualmente, en Canadá ABA constituye la base de los servicios considerados efectivos y son cubiertos, aunque de forma variable, en todo el territorio.

Sin embargo, en Europa las intervenciones ABA para los trastornos del espectro autista no han sido respaldadas por los gobiernos en los sistemas nacionales de salud y educación, si bien en algunos países comienzan a darse los primeros pasos legislativos.

Las diferencias, conforme al estudio publicado por M. Keenan y colaboradores 2015 DOI 10.1007/s4089-014-0045-2 “Autism and ABA: The Gulf Between North America and Europe” son debidas principalmente a los siguientes motivos:

Falta de legislación que contemple la evidencia científica de las investigaciones, a pesar de que existe evidencia científica con base en la investigación y consenso de expertos internacionales.

  • Existen aún pocos profesionales con la certificación BCBA que puedan debatir los conceptos erróneos sobre la intervención y la escasez de acceso a las intervenciones conductuales en esta parte del mundo.
  • Trabas económicas para acceder a estas intervenciones, ya que no son subvencionadas ni entran dentro de las coberturas nacionales de los sistemas de sanidad o educación
  • La no inclusión de profesionales del análisis aplicado de la conducta en la elaboración de documentos y guías de práctica clínica con recomendaciones sobre intervenciones con evidencia para tratar los trastornos del espectro del autismo.
  • Los falsos mitos aún presentes en la sociedad, no rebatidos en los foros científicos nacionales, acompañado de una falta de divulgación lo que provoca desconocimiento de familias y profesionales.
  • La falta de formación en análisis aplicado de la conducta en los profesionales como pediatras, psicólogos, profesores, etc que están en más estrecha relación con los niños con TEA,
  • La confusión creada a la sociedad por un exceso de promoción de paquetes de tratamiento y no de la ciencia que los sustenta.

En el caso de España con una población con trastorno del espectro autista estimada entre 450.000 y 600.000, una mayor concienciación está teniendo lugar y la demanda de intervenciones basadas en ABA, está empezando a crecer.

Desde abascool queremos contribuir con el avance del conocimiento y su transferencia al contexto aplicado y de intervención especializada en los trastornos del espectro autista y otros trastornos de desarrollo.

FÓRMATE !!!

podrás constribuir a que las personas con TEA alcancen su MÁXIMO potencial